Calvin and Hobbes

POR JIM DAVIS

calvin-tira1

Calvin y Hobbes es una tira cómica escrita y dibujada por Bill Watterson que relata, en clave de humor, las peripecias de Calvin, un imaginativo niño de 6 años, y Hobbes, su enérgico y sarcástico, aunque algo pomposo, tigre de peluche, al cual Calvin cree real.

La pareja recibe sus nombres de Juan Calvino, teólogo reformista francés del siglo XVI, y de Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVII.[1] La tira cómica se publicó diariamente desde el 18 de noviembre de 1985 hasta el 31 de diciembre de 1995, apareciendo en más de 2400 periódicos y con más de 30 millones de ejemplares vendidos de sus 18 libros recopilatorios,[2] lo cual la convierte en un referente de la cultura popular incluso en la actualidad.

Bajo su aparente sencillez, se encuentra una de las tiras cómicas más complejas de finales del siglo XX. A pesar de que bebe en parte de las fantasías de Little Nemo in Slumberland de Winsor McCay,[3] sus múltiples referencias (El Quijote,[3] Hamlet,[3] Kafka,[3] Nietzsche,[3] Picasso[3] ) y las reflexiones del autor (en boca de Calvin) sobre arte, cultura, política, filosofía, temas trascendentales (vida, muerte, Dios) han convertido a Calvin y Hobbes en una de las tiras cómicas de referencia, que ha dado lugar a muchas y variadas interpretaciones para intentar abarcar la magnitud de todo lo que Watterson legó con Calvin y Hobbes.[3]

La historia está vagamente situada en un típico suburbio del actual Medio Oeste estadounidense, lugar probablemente inspirado en la casa natal de Waterson en Chagrin Falls, Ohio. Calvin y Hobbes aparecen en la inmensa mayoría de tiras, mientras que la presencia del resto de la familia de Calvin es bastante más reducida. Los temas más recurrentes de la tira son las fantasías imaginadas por Calvin (en las que se evade del mundo real), su amistad con Hobbes, sus travesuras, sus puntos de vista sobre temas políticos y culturales, y la interacción con sus padres, compañeros de colegio, profesores, y otros miembros de la sociedad. Un motivo muy recurrente es la naturaleza dual de Hobbes, ya que Calvin lo ve como a un ser vivo mientras que el resto de personajes le ven como un muñeco de peluche. Sin embargo, la tira no menciona a ninguna figura política específica (como por ejemplo sí lo hace Garry Trudeau en Doonesbury, que toca temas como el ambientalismo o las encuestas de opinión).[4] Algunas de las tiras de Calvin comienzan anunciando «los resultados de la encuesta entre niños de seis años» a su padre, como si su posición en la familia fuera un cargo electo.

Garfield, también llamado en la serie el Garfo, debutó el 19 de junio de 1978, considerado como el cumpleaños de Garfield (las caricaturas del 19 de junio siempre muestran a Garfield celebrando su cumpleaños). La historieta se burla de dueños de mascotas y de su relación con los animales domésticos, retratando a la mascota como el verdadero amo de la casa. Garfield también apela a su manera a problemas muy humanos, como las dietas, el odio a los lunes, la apatía, el fastidio, en contadas ocasiones se le atribuyo enemistar a los perros y gatos, el maltrato permanente a los ancianos, etc.

A través del desarrollo de la caricatura, la conducta de Garfield se vuelve más humana y menos gatuna. Su apariencia física también ha evolucionado, pues en sus inicios era un gran gato gordo de mandíbulas flojas y pequeños ojos redondos. Rápidamente empequeñeció, sus ojos se agrandaron y se volvió mucho más sonriente. Hacia 1983 su apariencia familiar (con ojos ovalados) había tomado forma. También empezó a caminar a dos patas, y el estilo de las caricaturas cambió de focalizarse en las debilidades de los gatos a dar énfasis a las situaciones cómicas (como la forma que Garfield se burla constantemente de la mala suerte de Jon con las mujeres).

Las tiras cómicas de los periódicos de los lunes a sábados aparecieron totalmente en color desde el 7 de junio de 1999.

Davis se crió en una granja junto a su padre Jim, su hermano Dave y los 25 gatos de su madre Betty. El asma provocó que pasara largas temporadas encamado, tiempo que aprovechaba para dibujar. Al principio no lo hacía muy bien, pero con el tiempo fue mejorando la técnica y decidió añadir textos a sus dibujos: había nacido un nuevo dibujante de tiras cómicas.

Después de graduarse en la universidad -donde conoció a su mujer Carolyn – trabajó dos años en una agencia de publicidad. En 1969, comenzó a trabajar como ayudante de Tom Ryan, el creador de la tira cómica Tumbleweeds. Posteriormente, Davis creó la tira cómica de Gnorm Gnat -algo así como Mosquito Gnorm- que, aunque se publicó en un periódico local de Indiana, no consiguió vender a la compañía nacional de editores de tiras cómicas Paws.

Tras cinco años publicando las historias del susodicho mosquito, Davis decidió crear al gato Garfield. Esta vez sí que compraron las tiras cómicas y empezó a publicarse en 1978 en 41 diarios. Nunca pensó que ese personaje llegaría a tener tanto éxito: actualmente Garfield protagoniza la tira cómica con mayor difusión en todo el mundo, con más de 220 millones de lectores y publicada en más de 2.500 periódicos mundiales. Para Jim Davis, la vida con Garfield es simple: “Si nosotros tratamos bien al gato el gato nos tratará bien a nosotros”.

Con esa premisa no sólo ha creado la tira cómica con mayor crecimiento de la historia, docenas de best-seller traducidos a 26 idiomas, una serie de televisión, dos películas y trece programas especiales, si no todo un merchandising comercializado en 69 países.